¿Qué es una persona altamente sensible (PAS)?

La alta sensibilidad es un rasgo educable, y no un trastorno.

La alta sensibilidad es un cualidad que se la persona debe aprender a gestionar. Bien gestionada es una fuente de posibilidades de crecimiento personal y relaciones humanas, pero mal gestionada es una fuente de inestabilidad emocional, ansiedad, depresión, etc.

Se estima que el 15-20% de la población nace con Sensibilidad de procesamiento sensorial (SPS), lo que significa que su sistema nervioso procesa la información más a fondo que la de los demás. Este procesamiento completo puede conducir a una sobreexitabilidad. Es muy probable que en cada clase haya uno o más niños altamente sensibles o sobreexitables en mayor o menor grado. Todos los PAS son diferentes, pero a menudo se pueden identificar al tener varios de los siguientes rasgos:

  • Pensamiento profundo con gusto por ahondar
  • Habilidades reflexivas inusuales o alternativas
  • Rapidez y fluidez para encontrar diversidad de soluciones o alternativas a los retos que se presentan
  • Muy observador de las personas que le rodean
  • Pueden detectar signos de incomodidad, disgusto o contrariedad en otros que la mayoría de las personas no capta
  • Conexión emocional profunda con la música, las historias, etc.
  • Tener una vida interna rica y filosófica inusual para su edad
  • Gran empatía hacia los demás
  • Fuerte sentido de la justicia con tendencia a solidarizarse con el vulnerable o afectado.

En algunos casos, esa sensibilidad interior puede venir unida a una sensibilidad exterior ante los ruidos, la claridad, la textura. Ante el tsunami de informaciones que entran simultáneamente y que dejan gran resonancia en su interior, les puede hacer tardos en desarrollar ciertas habilidades sociales, pero a la vez, son capaces de imitar todo tipo de comportamientos como actores profesionales porque saben meterse perfectamente en un papel. Pueden reaccionar mal ante las injusticia, y detectar injusticias que en una comunidad pueden estar asumidas como de ordinaria administración: abusos, manipulaciones, aprovecharse de las personas que se consideran de rango social interior. Les encantan las novedades y a la vez les genera una gran sobrecarga. Tienden a darlo todo en todo lo que hacen y a la vez, si se les acumula mucha presión pueden romperse emocionalmente o quemarse.

Las personas altamente sensibles gestionan mal la falsedad, el engaño y la mentira. Pueden ser extremadamente sinceros hasta la imprudencia de mostrar su intimidad ante quien no se lo merece. Esto puede suponer una fuente de daño importante.

Si no les entiendes, puede ocurrir que te aproveches de su celo por ayudar o que sus reacciones extremas te hagan pensar que tiene cualquier problema psicológico. Si puedes entenderlos, te ayudarán a ver el mundo de maneras que puedan enriquecer tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *